Tercera persona

Publicado el 26 de abril, 2018

Esa noche, ella no lo esperaba con una sonrisa en su boca y alegría en sus ojos.
Lo esperaba con inseguridad en la mirada y silencio en sus apuñados labios.

Ella se enteró horas antes que había alguien más, una tercera persona, entre los dos.
Se sentía como una tonta, como una ciega que no pudo atar los cabos antes.

Todo tuvo sentido esa tarde, tantos cambios, tantas señales.

Lágrimas comenzaron a rodar en sus mejillas tan pronto abrió su boca para hablar con él.

El cuarto entero comenzó a girar para él cuando la escuchó.
No sabía qué decir ni cómo reaccionar.

Pero sabía lo que había hecho y, en el fondo, sabía que esta conversación tendría lugar tarde o temprano.

Lágrimas comenzaron a correr desde sus ojos también. Limpió un par de ellas y entrecortadamente exclamó, “¡Voy a ser papá!”

Tags: Escritos, Microcuento, Tercera persona

Macbook
© Roberto Martínez, 2018